Nosotros

Valores

 

Nos sentimos tanto depositarios de un legado histórico y de un entorno inalterado como sus guardianes para hacerlo llegar al futuro.

Esta es la filosofía que queremos imprimir a nuestros vinos: un punto de partida sólido, basado en la excelente uva que nos da esta tierra, y unas técnicas de elaboración que prácticamente se limitan a respetar al máximo esas uvas.

Un poco de historia

Hoy las tres hijas de Juan José Moreno Alarcón continúan al frente de la bodega, siguiendo siempre la idea inicial: mantener el carácter familiar y conseguir unos vinos que hablen de la tierra donde han nacido y con producciones pequeñas.

En nuestro concepto del vino se combina perfectamente la tradición con la actualidad: el respeto a la viticultura artesanal se complementa con avances tecnológicos tales como la estación meteorológica, el equipo de humectación y control de temperatura o el sistema de teledetección que nos permite conocer con exactitud el estado real del viñedo.

Todo ello configura un proyecto innovador, de largo recorrido y, sobre todo, ilusionante.

Juan José Moreno Alarcón

(1933 – 2011)

Siendo muy joven, comenzó a trabajar en los veranos vendiendo la madera que su familia producía en su serrería de la Sierra de Alcaraz. Una de las paradas habituales de sus recorridos por el sur de La Mancha era la finca Montanchuelos, y fue en esos veranos cuando tomó forma su ilusión de producir allí sus propios vinos. Pudo cumplir su objetivo ya en la madurez, cuando fundó Bodegas Calar con una idea muy concreta: hacer el mejor vino que diera esa tierra.

El nombre de la bodega es un homenaje a su pueblo natal, Riópar, donde se encuentra el Calar del río Mundo.

Sagrario Moreno Carmona

Directora

Licenciada en Historia del Arte y pianista vocacional, ha heredado de su padre el amor a Montanchuelos y su nivel de exigencia.

Su vino ideal es aquel que transmite la personalidad de su lugar de origen, y piensa que la vinicultura, con todo lo que tiene de proceso multidisciplinar y creativo, debería estar considerada dentro de las Bellas Artes.

José Carlos García Vega

Director Técnico

Nacido en Valladolid, ha sido Director de Experimentación del Consejo Regulador DO Ribera del Duero, profesor de Enología en la universidad Miguel de Cervantes y en la actualidad es miembro del comité de cata del CRDO Ribera del Duero. Anteriormente trabajó como enólogo en una de las bodegas más prestigiosas de esa D.O.

Se hizo cargo de la dirección técnica de Bodegas Calar en el año 2011, cuando conoció Montanchuelos y descubrió allí una tierra inalterada que mantiene su pureza original.

Su concepto del vino se resume en unas palabras: la uva es el 100%. Si la uva es buena no es posible mejorarla, solo hay que saber cuidarla. Bajo estas premisas consigue vinos finos, potentes y equilibrados. Unos vinos con estructura pero que respetan al máximo la fruta.